Fabrizio De Andrè: Rimini

La tripulante ALFA se decanta por un álbum de Fabrizio De Andrè, cantautor italiano de largo recorrido y poderosa influencia musical y social. Un personaje singular que empieza a editar sus primeros temas a principios de los años 60 (tiene incluso un single de 1958!), cuando ejerce de transmisor del legado gamberro e iconoclasta de Brassens y de la tradición goliárdica francesa e italiana. Un tipo que durante varios años se dedica a compaginar trabajo y estudios, y a experimentar la intensa vida nocturna y portuaria genovesa, hasta que en 1966 la cantante Mina triunfa con una versión de un tema suyo (La canzone de Marinella), cosa que le da acceso a los medios y le permite dedicarse plenamente a la música.

Fabrizio De Andrè graba entonces ‘Volume I (1967), un puñado de canciones más que notables que le proporcionan un éxito creciente (e incluso algunos problemas con la justicia a causa de un vocabulario ciertamente descarnado para la época) y, a partir de 1968 inicia una serie de álbumes conceptuales: Tutti Morimo a Stento (1968) (sobre el papel de la droga y la marginación en una sociedad hipócrita); La Buona Novella (1970) (una interpretación del Jesús cristiano cuestionando su pretendido carácter divino y mostrándolo como un hombre arrastrado por las circunstancias sociales, basada en los evangelios apócrifos, cuya difusión fue prohibida por el Vaticano); Non al Denaro, non all’Amore ne’ al Cielo (1971) (una adaptación musical de poemas de la ‘Antología de Spoon River’ escrita en 1914 por el norteamericano Edgar Lee Masters, un libro sobre la vida de una comunidad a partir de las lápidas del cementerio); Storia di un Impiegato (1973) (sobre el devenir de los protagonistas del mayo francés del 68 y sus ideales políticos deglutidos por el sistema).

Fabrizio De Andrè graba también algunas recopilaciones en las que mezcla sus antiguos temas de la primera época con otros nuevos y nuevas versiones de Brassens, Dylan o Cohen, como Volume III (1968), Canzioni (1974), o Volume VIII (1975) este último compuesto a medias con un Francesco De Gregori entonces emergente. Hasta aquí se trata de una obra inmensa, de gran calidad musical y literaria, pero todavía ceñida a los cánones musicales de los cantautores de la época, con algunos aditamentos tradicionales (ritmos de tarantela, polkas, etc.).

Pero en 1978 Fabrizio De Andrè da un nuevo giro a su carrera y, junto con un joven rockero veronés llamado Massimo Bubola, graba un álbum con guitarras y ritmos de aires rock. El disco se llama Rimini, y es el escogido por la tripulante ALFA para su viaje interestelar (a pesar de que suele ser uno de los menos valorados por los seguidores acérrimos de De Andrè). Sin embargo, este disco constituye la asunción de la tradición rock y blues entendida como una música étnica más, que pasa a impregnar las canciones de nuestro cantautor. No en vano, Rimini es una especie de álbum temático, que gira alrededor de las identidades colectivas perdedoras o sometidas por el orden social imperante (sardos, indios americanos, homosexuales, etc.).

El álbum tiene 9 temas, dos de ellos instrumentales. Se abre con Rimini, una canción delicada y cruel sobre una chica de la pequeña burgesía de provincias que se queda embarazada y a quien su entorno social obliga a abortar. Ella posteriormente se arrepiente y, con el feto en brazos,observa la indiferencia del mundo que tiene a su alrededor, en las playas de Rimini, ciudad costera de turismo de masas. Para intentar dar un sentido a su situación decide inventarse una historia de aventuras en la que ella es la protagonista viajando por el mundo (y por el tiempo), en donde su (desaparecido) novio ha sido asesinado por la Inquisición, o quizá murió en Cuba durante la revolución, o en el puerto de Nueva York durante la caza de brujas, quién sabe. Entre otras cosas, imagina también un encuentro con Cristóbal Colón, a quien reprende por haber regalado un mundo a un “triste rey católico” que éste descuartizó con la cruz, en referencia a los estragos de la evangelización en América.

Sigue con Volta la Carta, musicado con aire de tarantela y un texto en forma de rima encadenada que es capaz de contar todo un mundo fantástico, a veces crudo, pero que se presenta con ligereza y naturalidad. Es la historia de una chica que se enamora de un piloto americano y que al final consigue casarse con él, pero en el trayecto van apareciendo numerosas referencias a canciones populares italianas, películas de la época, etc., en una sucesión de imágenes de lo más sugerente. Unas imágenes que la tripulante ALFA no puede dejar de asociar a las aventuras del Corto Maltés, con adivinas gitanas, puertos, gatos, aviones, amuletos, juegos infantiles, soldados en retirada, bailes con gramófono, etc.

La tercera pieza es Coda di Lupo, para la tripulante ALFA lo mejor del disco. Se trata del tema que la capturó e introdujo en el universo de Fabrizio De Andrè, por las imágenes tan potentes que transmite, pero, sobre todo, a causa de los enormes riffs de guitarra que las subrayan. Una guitarra a la que el enigmático Marco Zoccheddu le arranca los lamentos más profundos. El tema trata la conversión crítica de los indios de las praderas en indios urbanos, metáfora parcial de las revueltas de los años 70 (especialmente duras en Italia), comienza con las memorias de un joven indio desde su infancia (“cuando era pequeño me enamoraba de todo y corría tras los perros“), sigue con su juventud (“y quizá tenía dieciocho años y ya no apestaba a serpiente“), donde relata la destrucción de su entorno familiar (“descubrimos a mi abuelo crucificado en la iglesia“), hasta su inserción forzada en el mundo de los blancos, para lo cual tiene que robar un traje a alguien que sale de la ópera de Milán, pero luego no es aceptado por la burguesía local (en Brianza), y que  observa en la universidad cómo los líderes sindicales son abucheados por los estudiantes a causa de su excesiva moderación. Cada estrofa acaba con un estribillo mediante el que remarca su desconfianza respecto al Dios de los blancos (“y nunca ceeré en un Dios sin alma“).

Le sigue Andrea, una canción contra la guerra y a la vez de denuncia de los obstáculos que nuestra sociedad pone a las relaciones homosexuales. Cuenta la historia de dos soldados amantes, ambos muertos, uno en la batalla en los montes de Trento (en la 1a GM), el otro tirándose a un pozo cuando supo de la muerte del primero. Andrea es el que está a punto de saltar al pozo, primero ha tirado un mechón de cabellos de su amado y, mientras lo sigue con la vista, imagina que el pozo le habla y le dice “Señor, el pozo es profundo, más hondo que el fondo de los ojos de la noche del llanto“, a lo que Andrea responde lacónicamente que “me basta con que sea más profundo que yo“.

La segunda cara se inicia con Avventura a Durango, una versión del tema homónimo de Bob Dylan. Se trata de la historia de una pareja que huye camino de Durango (México) después de que el hombre haya cometido un asesinato (quizá por accidente), y durante la huída aquél intenta consolar a la desesperada mujer. En una ciudad del camino asisten a una corrida de toros y se casan, pero otra vez en ruta su fuga se ve interrumpida cuando el hombre es alcanzado por un disparo por la espalda. La letra no dice si consiguen escapar o no a sus perseguidores, dejando astutamente una tensión no resuelta. Fabrizio De Andrè y Massimo Bubola traducen el texto al italiano de manera bastante literal, ralentizan un tanto el ritmo y cantan en napolitano el estribillo que Dylan recitaba en castellano, para mantener una nota exótica. Se dice que Dylan incluso les envió una nota de admiración y agradecimiento por cómo había quedado el tema.

Otro tema celebrado es Sally, una historia sobre una niña (o niño) que, desafiando a su madre, se interna en el bosque (“Mi madre me dijo… no debes jugar con los zíngaros en el bosque“), una fábula moral sobre por qué los jóvenes deben atreverse a atravesar el bosque, a experimentar los peligros que irán encontrando por el camino, aunque no siempre acaben bien. Las estrofas iniciales provienen de una canción infantil inglesa, a la que De André y Bubbola añadieron numerosas referencias literarias (personajes de Cien años de soledad, del surrealismo de Jodorowsky, etc.), todo muy bien envuelto en una música cautivadora, agridulce e irresistible, de esas que a uno le persiguen cuando anda distraido.

Zirichiltaggia es un tema folk-rock, que podría ser firmado por The Pogues, y que tiene la particularidad de estar cantado en idioma sardo gallurés. Se trata de un tema popular reelaborado por De Andrè, que cuenta la historia de dos hermanos que se riñen por cuestiones de herencias, donde uno le recrimina al otro el haberse ido a gastar la fortuna familiar a la ciudad, y el otro al primero por haber dejado arruinar las tierras, en un crescendo en el que se van acusando mútuamente de cada vez más cosas hasta llegar al insulto (“pon tu cara en mi culo“).

El último tema cantado es Parlando del naufragio della London Valour, con una música rock, casi heavy, y una letra hermética, una sucesión de imágenes que de manera fragmentaria van relatando el naufragio de un barco (el London Valour) hundido por un temporal en la bahía de Genova (en 1970). El texto es susurrado con voz grave por De Andrè entre los recurrentes vacios dejados por la guitarra atronadora, y describe la situación en la nave combinada con una visión crítica del público que observa el hundimiento desde la orilla.

Los dos temas restantes son instrumentales. La tripulante ALFA se enamoró de este álbum durante su estancia en Italia en 1993, fue su puerta de entrada a la música italiana, y desde entonces no ha podido dejar de escucharla. Es lamentable que los sistemas mediáticos terráqueos estén tan compartimentalizados que no sea posible acceder a este tipo de música desde fuera del propio país. Una verdadera lástima, que sólo una parte de música anglosajona pueda circular a través de las fronteras estatales. Confiamos que en el ígnoto punto de destino de este viaje interestelar no repitamos los mismos errores.

Fabrizio De Andrè editó varios álbumes más después de Rimini. Durante los años 1979 y 1980 creó un espectáculo rock con la progresiva Premiata Forneria Marconi como grupo de acompañamiento, que dio lugar a dos discos en directo (muy recomendables). En 1980 fue raptado por un grupo de mafiosos sardos y estuvo varios meses secuestrado, junto a su mujer, Dori Ghezzi, en una gruta de las montañas sardas. En 1981 editó un disco sin nombre (conocido como l’Indiano, por el indio a caballo que ilustra su portada) en el que hay varias referencias al episodio del secuestro, y donde profundiza en la utilización de esquemas blues y rock. En 1984 vuelve a dar un giro radical a su carrera y publica “Creuza de Mä“, un disco cantado íntegramente en dialecto genovés con una música tradicional arabizante, con instrumentos y cadencias de todas las orillas mediterráneas, que constituye una de las primeras expresiones de música étnica en la industria musical occidental. En 1990 publica Le Nuvole, un disco ecléctico donde se mezclan muchos de los estilos anteriores y cargado de crítica social y política, y donde De Andrè canta, además de en italiano, en genovés y en napolitano. Finalmente, en 1996 edita su último disco de estudio, Anime Salve, un impresionante fresco que constituye todo un reto musical y en cuanto a textos, que fue considerado por crítica y público el mejor álbum del año en Italia.

CD-Libro editado postumamente por la revista anarquista italiana “A”

Fabrizio De Andrè murió el 11 de enero de 1999. A su funeral acudió una ingente massa de gente de todos los colores, desde una representación muy nutrida de anarquistas italianos hasta  representantes de la burguesía genovesa a la que su familia pertenecía. Su muerte fue llorada largamente como una pérdida fundamental en toda Italia. Desde entonces varias bandas italianas recorren el territorio tocando exclusivamente temas de Fabrizio De Andrè. Cada 11 de enero una multitud proveniente de mil y un rincones de la península italiana se congrega en la plaza del Duomo de Milán para tocar durante toda la noche versiones de sus canciones legendarias.

Algunas webs de interés sobre la obra y el artista:

http://www.viadelcampo.com/

http://www.faberdeandre.com/

http://www.fondazionedeandre.it/

Anuncios